Otomíes residentes en la CDMX que mantienen la toma del INPI abiertos al diálogo con autoridades

Ciudad de México.- Concejales y representantes de la comunidad otomí residentes en la Ciudad de México, adherentes al Concejo Indígena de Gobierno (CIG), luego de transcurrir más de 15 días de la toma de las oficinas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en la colonia Xoco en Benito Juárez ofrecieron una conferencia de prensa al exterior de esas oficinas en la que anunciaron que están abiertos a un puente de comunicación con autoridades locales y federales, lo anterior dijeron es derivado del desprecio, discriminación y falta de atención por parte de autoridades del gobierno local y federal.



Sus representantes aseguraron que este Instituto no los representa, porque avalan consultas ciudadanas para la construcción de megaproyectos, que han orillado al asesinato de luchadores sociales como SAMIR FLORES SOBERANES, opositor al "Proyecto Integral Morelos".


Rechazaron la participación de Nashieli Ramírez Hernández ombudsperson de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), quien se presentó con esta comunidad en carácter de "Vocera" e "Intermediaria" entre los Otomíes y el Gobierno, y argumentaron que las oficinas de derechos humanos, no responden a las quejas y denuncias que ellos han presentado por violaciones a cargo de elementos de seguridad pública.


La lucha de la comunidad otomí es por vivienda, educación, salud, alimentación, trabajo, democracia, libertad, justicia y una plaza para vender y producir artesanías. Por esta razón convocaron a la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y el titular del INPI Adelfo Regino a una reunión de trabajo en las instalaciones tomadas.




Derechos Reservados Pulso MX en línea