top of page
  • Redacción

Comuneros de Acopilco provocaron caos en la México-Toluca

Ciudad de México.- Esta mañana un grupo de comuneros, integrantes de diversas comunidades indígenas de Acopilco, bloquearon ambos sentidos de la carretera y la autopista México-Toluca, por cerca de seis horas, exigieron a las autoridades frenar la tala ilegal y venta de lotes.


Los manifestantes utilizaron un autobús de pasajeros para cerrar el paso, ocasionando una fila de vehículos de más de cuatro kilómetros, algunas de las comunidades que participaron fueron los procedentes de Lerma, Huixquilucan, Cuajimalpa, Ocoyoacac y Ocuilan.


Pero, ¿Quiénes son los comuneros de Acopilco y que piden? Aquí un breve resumen.


En la localidad de Acopilco, ubicada en el Estado de México, un grupo de comuneros ha estado luchando incansablemente para preservar sus derechos y proteger su patrimonio ante los desafíos que enfrentan. Estos hombres y mujeres valientes se han convertido en un símbolo de resistencia y unidad en la defensa de su comunidad.


Los comuneros, descendientes de las antiguas comunidades indígenas de la región, han sido guardianes de la tierra y los recursos naturales durante generaciones. Sin embargo, en los últimos años, han enfrentado diversos problemas y amenazas que ponen en riesgo su forma de vida y su identidad cultural.


Una de las principales preocupaciones de los comuneros es la expansión urbana descontrolada y la invasión de su territorio ancestral por parte de empresas y desarrolladores inmobiliarios. Estos proyectos han provocado la deforestación de áreas boscosas, la contaminación de los cuerpos de agua y la degradación del entorno natural, poniendo en peligro la riqueza ecológica de la zona y la sustentabilidad de sus actividades tradicionales.


En respuesta a estas amenazas, se han organizado y han emprendido acciones para proteger su territorio y reclamar sus derechos. Han llevado a cabo protestas pacíficas, manifestaciones y han buscado el diálogo con las autoridades locales y estatales para hacer valer su voz y exigir medidas de protección ambiental y reconocimiento de sus derechos comunales.


Además de la lucha por la preservación de su territorio, también están comprometidos con la revitalización de sus tradiciones y cultura. Han fortalecido la enseñanza de la lengua náhuatl, han promovido la artesanía local y han realizado festividades y ceremonias ancestrales para mantener viva su identidad como comunidad indígena.



Opmerkingen


bottom of page