top of page
  • Jovany González

Deben garantizarse condiciones dignas para las personas trabajadoras del hogar.

• En México, hay 1.8 millones de trabajadoras domésticas que realizan quehaceres de limpieza y otras actividades complementarias; trabajan 30 horas a la semana y perciben un ingreso de 38 pesos por hora

• Las personas trabajadoras del hogar, cargan muchas veces en sus hombros, nuestra casa y a nuestros hijos: Elizabeth Mateos


Ciudad de México.- Las labores del hogar son el eje de una familia y en México existen 1.8 millones de trabajadoras domésticas que requieren de garantías y condiciones dignas para el mejor desempeño de su trabajo, expresó Elizabeth Mateos Hernández, coordinadora de la Asociación Parlamentaria Mujeres Demócratas del Congreso de la Ciudad de México.


Los avances en la materia son importantes, el pasado 16 de marzo, el Senado aprobó por unanimidad, reformas a la Ley del IMSS para garantizar los derechos laborales y de seguridad social de personas trabajadoras del hogar, no obstante se debe continuar para que esos beneficios lleguen a toda la población de este sector, ya que gran parte aún no cuenta con prestaciones de ley ni con contratos por escrito.


De acuerdo a Inegi, en México, hay 1.8 millones de trabajadoras domésticas que realizan quehaceres de limpieza y otras actividades complementarias; laboran por 30 horas a la semana y perciben un ingreso de 38 pesos por hora, destacó la legisladora.


De cada 100 trabajadoras domésticas -indicó- 99 prestan sus servicios sin un contrato escrito, 4 de cada 100 tienen acceso a servicios de salud y 28 de 100 tienen algún otro tipo de prestaciones, como aguinaldo y vacaciones.


De igual forma, y de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del cuarto trimestre de 2021, México cuenta con una población ocupada de 58.8 millones de personas de 15 y más años, de las cuales 2.3 millones (4%) realizaron trabajo doméstico remunerado; de ellas, 88% eran mujeres y 12% hombres, subrayó la legisladora en el Día Internacional de las Trabajadoras Domésticas.


Las personas trabajadoras del hogar es un grupo históricamente excluido y discriminado, la lucha por ser reconocidas en la legislación y tener acceso para ejercer sus derechos laborales ha sido un camino largo que hoy tiene avances, pero aún quedan varios retos, señaló la congresista local.


Las labores del hogar no es cualquier trabajo, representa el pilar familiar y es una actividad que requiere de un trato digno en el que se vean reflejados sus derechos laborales. Hay que recordar que “muchos dejamos en sus hombros, nuestra casa y nuestros hijos”, finalizó Elizabeth Mateos.


Comments


bottom of page