top of page
  • Verónica Delgado

El Gobierno de la CDMX llama al diálogo a personas que mantienen bloqueo en Av. México-Coyoacán

Ciudad de México.- El titular de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México (SECGOB), Ricardo Ruiz Suárez, reiteró el llamado a quienes ocupan el edificio sede del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), para reestablecer el diálogo, encauzar su protesta por la vía pacífica, evitar afectaciones a terceros y permitir el libre acceso en la avenida México-Coyoacán, alcaldía Benito Juárez.


El funcionario capitalino, respecto al operativo interinstitucional realizado hoy a las 00:05 horas, aseguró que el objetivo del operativo fue liberar la vialidad para permitir el paso a pacientes, familiares y personal médico hacia el Hospital General de Xoco, por lo que desmintió que las autoridades buscaran desalojar a quienes mantienen ocupadas las instalaciones del INPI desde 2020.


“La intervención se realizó como respuesta a diversas denuncias ciudadanas sobre la afectación producida por el bloqueo al libre tránsito de miles de personas en toda la ciudad, particularmente de ambulancias con pacientes que diariamente se dirigen con urgencia al Hospital General de Xoco, así como de ambulancias, y por supuesto, de familiares y pacientes”, puntualizó.


Ricardo Ruiz aclaró que el Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) no cuenta con las facultades para desalojar la sede del INPI, ya que es un inmueble federal; en caso de buscar recuperar dichas instalaciones, dijo, sería necesaria la participación de autoridades federales o bien de agentes jurisdiccionales o ministeriales.


El Secretario de Gobierno dio a conocer que, en el operativo, participaron 150 elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), quienes ayudaron a resguardar y liberar la vialidad, además de personal de SECGOB y de la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE). En ningún momento, subrayó, hubo presencia de personal de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México ni de otras instancias.


Precisó que el Gobierno de la Ciudad ofreció desde el pasado miércoles 11 de octubre, día en que inició el bloqueo, la realización de mesas de diálogo para buscar liberar la venida México - Coyoacán y atender las demandas del grupo de personas; sin embargo, estos planteamientos fueron rechazados por su representante.


El Secretario negó que dicha acción sea una medida de racismo o clasismo, como han acusado personas que mantienen ocupadas las instalaciones del INPI.


El titular de SECGOB también aclaró que no hay reporte de que motociclistas vinculados al Gobierno capitalino agredieran posteriormente a los manifestantes, ya una vez que se dio la instrucción, el total del personal presente se retiró del lugar.


El subsecretario de Gobierno, Inti Muñoz Santini, mostró grabaciones en las cuales se constató que mientras se realizaba la liberación de la avenida México-Coyoacán por personal del Gobierno capitalino, un grupo aproximado de 40 personas salieron del edificio y agredieron de manera unilateral y violenta a los equipos de trabajo, por lo que la presencia de elementos de la SSC fue solicitada con el objetivo único de salvaguardar de manera pacífica el operativo y proteger a todos los presentes.


En la agresión, los manifestantes utilizaron tubos, palas metálicas, mobiliarios del edificio; arrojaron piedras y diversos objetos desde los pisos superiores del inmueble; además, hicieron uso de extinguidores en contra de la policía, cuyos integrantes retrocedieron, mientras los agresores los siguieron con palas y tubos, golpeando sus escudos.


Como resultado de estos hechos, 13 servidores públicos resultaron con lesiones no graves, de los cuales 10 son policías y tres integrantes de la SOBSE, quienes recibieron atención médica.


El Secretario de Gobierno remarcó que en todo momento los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se limitaron a contener las agresiones de las personas manifestantes, con estricto apego a los protocolos reglamentarios de actuación y protección de los derechos humanos de las personas presentes, lo cual fue atestiguado por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.


Comments


bottom of page