• Rodrigo D. Flores

El PRI celebró su XIII Asamblea Nacional; Alejandro Moreno llamó a frenar el desastre nacional

Ciudad de México.- Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), durante su discurso efectuado en la XXIII Asamblea Nacional del instituto político, resaltó que los nuevos tiempos traen consigo la unidad partidista, al igual que destacó que el partido representa la primera línea de defensa del proyecto histórico de la Revolución Mexicana, al igual que para detener el desastre nacional.


En la sede nacional del PRI, el dirigente nacional del partido sostuvo que ante las adversidades actuales en la nación y en el priismo nacional, “estamos fortaleciendo la unidad, un partido unido y vigente, en pie de lucha y desafiando al poder, para decir que el PRI va por México, que el PRI va por la República y que el PRI va por la Presidencia de la República, y que vamos a trabajar para ganar en el 2024”.


Ante 2 mil 958 delegados que participaron en la reunión plenaria, de manera híbrida (presencial y ante las plataformas digitales), subrayó que la Revolución es el fundamento, la Constitución el proyecto y el partido el instrumento, que se convierte en el contrapeso institucional a través del cual el pueblo de México se alza todo el tiempo y en todo lugar en una gran resistencia al autoritarismo.


El líder nacional del PRI afirmó que “los nuevos tiempos de México los decidimos nosotros, hoy como oposición y mañana, en el 2024, que se escuche bien, en Palacio Nacional, ahí vamos a estar trabajando”.


En este evento en el que asistieron liderazgos priistas como la secretaria general del PRI, Carolina Viggiano, los gobernadores de los estados de Hidalgo, Omar Fayad, y de Oaxaca, Alejandro Murat; Alejandro Moreno comentó “no representamos a un pequeño grupo; al contrario, hoy estamos fortaleciendo la unidad, sin corrientes, ni movimientos, ni tribus. Representamos, orgullosamente, a un bloque monolítico, a un solo grupo y equipo que se llama Partido Revolucionario Institucional. Esa es la fuerza y la esencia del partido”.


Criticó que en la actualidad, el partido en el Poder, mediante mítines a mano alzada quieren definir el destino del país. Por ello lamentó "México está hundido, es un caos. Quien afirme lo contrario, no sólo miente; también pretende engañar. Quien indolentemente afirme lo contrario, no sólo ya perdió el piso, sino la razón, el juicio y la realidad que hoy vive nuestro país. Esta es la grave circunstancia que guarda la nación y el priismo, constituido en la Asamblea, entendiendo las dimensiones de este gran desafío, acordó una larga lista de tareas”.


Al inicio de la Plenaria, los Presidentes de las cuatro Mesas Temáticas Nacionales presentaron una síntesis de los dictámenes que fueron aprobados: Guadalupe Gómez Maganda Bermeo, Proyecto de País; Ismael Hernández Deras, Estrategia Política; Cristina Díaz Salazar, Vida Interna del Partido; y Laura Haro Ramírez, Prospectiva del Partido.


Estuvieron presentes las Secretarias y Secretarios del CEN, el coordinador del Grupo Parlamentario en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, los dirigentes de los Comités Directivos Estatales, senadores, diputados federales y locales, líderes de los sectores y organizaciones y presidentes municipales.

Además, asistieron los expresidentes nacionales del PRI, Jorge de la Vega Domínguez, José Antonio González Fernández y Cristina Díaz Salazar, aunado a algunos dirigentes de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL), de la cual Alejandro Moreno Cárdenas es presidente.


Posteriormente, en entrevista, al concluir la XXIII Asamblea Nacional del PRI, Alejandro Moreno, señaló que él fue elegido como dirigente con un amplio consenso y mantiene el respaldo de la mayoría de las y los militantes. Anunció que está analizando junto con el PAN y PRD la posibilidad de construir coaliciones en los seis estados en los que se celebrarán elecciones en 2022.


El priismo asistente se volcó en muestras de apoyo y respaldo hacia su dirigente nacional, incluso, algunos de ellos lo buscaron "destapar" como el "presidenciable" del PRI de cara al 2024; sin embargo, el líder nacional del PRI no quiso aprovechar esta situación para "destaparse" como un aspirante más en la carrera por la presidencia de la República dentro de tres años.