top of page
  • Jovany González

Elizabeth Mateos propone tipificar el desperdicio de agua como delito y penas de hasta 9 años.

• Importante aplicar sanciones severas porque el desperdicio de agua no solo afecta a una persona, sino a miles de ellas; en algunas colonias de la Ciudad de México el agua es escasa y en otras como sale de la llave sin limitación, no se toma conciencia de su cuidado.


• Actualmente existen sanciones administrativas respecto al desperdicio del vital líquido, sinembargo hoy estas medidas son insuficientes, debemos privilegiar este derecho humano, ¡cuidemos el agua!

Ciudad de México. El agua es un recurso natural esencial para la vida y la salud; actualmente vivimos una crisis hídrica a nivel mundial, es escasa y debemos hacer todo lo posible para preservar y protegerla, por ello se deben tomar medidas drásticas que nos permitan tomar conciencia y revertir las graves consecuencias de no cuidarla, expresó Elizabeth Mateos Hernández, coordinadora de la asociación parlamentaria Mujeres Demócratas.


Ante el pleno del Congreso de la Ciudad de México, propuso a través de una iniciativa legislativa tipificar el desperdicio de agua como delito e incorporar al Código Penal dicha conducta para sancionar de 1 a 5 años de prisión y una multa de 300 a 1500 veces ($31 mil 122) el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización a quien desperdicie o tire el agua potable hasta mil litros y de 3 a 9 años de prisión y una multa de 1000 a 5000 veces ($518,700) a quien derroche más de mil litros del vital líquido.


Es importante aplicar sanciones severas porque el desperdicio de agua no solo afecta a una persona, sino a miles de ellas, en algunas colonias de la Ciudad de México el agua es escasa y en otras como sale de la llave sin limitación no se toma conciencia que debe cuidarse y el desperdicio es constante, expresó la legisladora por Iztacalco.


El uso desmedido de los recursos naturales crea problemas de escases hídrica y de no ser atendido a la brevedad no solo serán unos días sin agua potable para la población, sino causará incremento en precios para su acceso, destacó la integrante de la Junta de Coordinación Política.


Prueba de ello, explicó, es la actual reducción de agua en los meses de marzo, abril y mayo en la zona metropolitana como resultado de una falta de capacidad del Sistema Cutzamala para poder proveer a los diversos lugares como Iztacalco, Iztapalapa, Venustiano Carranza, entre otros, y solo mediante pipas del vital líquido se puede satisfacer una de las necesidades básicas de consumo humano.


Además de sancionar la conducta -dijo- “podemos fomentar el uso responsable del agua, incentivando a las personas y empresas a ahorrar agua y a implementar prácticas sostenibles en su uso y gestión. De esta manera, no sólo estaremos protegiendo un recurso valioso, sino que también estaremos promoviendo prácticas sostenibles y responsables en todas las áreas de nuestra sociedad”.


Con el cuidado del vital líquido se evitan gastos en su tratamiento y gestión. Al mismo tiempo, se fomentará la innovación y el desarrollo de tecnologías más eficientes en el uso y gestión del agua, lo que puede generar nuevas oportunidades de empleo y crecimiento económico.


Actualmente existen sanciones administrativas respecto al desperdicio del agua, sin embargo y ante los cambios de paradigma, el cambio climático y la imperante necesidad de proteger al medio ambiente, estas medidas son insuficientes, por ello la necesidad de tipificar el desperdicio de agua como un delito, para que de esa manera, la autoridad sancione contundentemente, una actividad que se ha agravado y afecta a todos los seres vivos de este planeta, debemos privilegiar este derecho humano, cuidemos el agua, finalizó Elizabeth Mateos.




Comments


bottom of page