top of page
  • Jovany González

En abono a una sociedad incluyente, los restaurantes deberán contar con menú en sistema Braille

● Limitar la capacidad de las personas para participar plenamente en actividades cotidianas, equivale a negar su derecho a una vida plena


● En 2020 las personas con discapacidad visual en México representaban el 9.2% del total de la población


ciudad de México.- En México, el Gobierno es responsable del acceso a la información de cualquier índole para garantizar una vida incluyente para las personas que padecen de alguna discapacidad, actualmente los entornos físicos y sociales no están diseñados para ellas y ellos.


Lo anterior, fue expuesto por la legisladora Elizabeth Mateos Hernández, ya que limitar la capacidad de las personas para participar plenamente en actividades cotidianas como ir a la escuela, trabajar, socializar, acceder a la prestación de algún tipo de servicio, tanto público como privado, es negar su derecho a una vida plena.


Por lo anterior y para abonar a una sociedad incluyente, la representante por Iztacalco presentó la iniciativa para adicionar la Fracción VIII del Artículo 10, Apartado A, de la Ley de Establecimientos Mercantiles para la Ciudad de México, en materia de Accesibilidad para Personas con Discapacidad Visual en Restaurantes.


La intención es que los restaurantes cuenten con menú en sistema braille para abonar a una sociedad más incluyente.


Cabe aclarar, que en 2020 las personas con discapacidad visual en México representaban el 9.2% del total de la población en el país, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).


A menudo, detalló la coordinadora de la asociación parlamentaria Mujeres Demócratas, las personas con alguna discapacidad enfrentan desventajas estructurales debido a la falta de accesibilidad en el entorno físico y social, así como la discriminación y estereotipos negativos que pueden limitar sus oportunidades en la educación, el empleo y la participación en la sociedad en general.


En la actualidad, muchos entornos físicos y sociales no están diseñados para ser accesibles para personas con discapacidad, lo que puede limitar su capacidad para participar plenamente en actividades cotidianas como ir a la escuela, trabajar, socializar, acceder a la prestación de algún tipo de servicio, tanto público como privado.



Comments


bottom of page