top of page
  • Jovany González

En riesgo menores de edad víctimas de violencia sexual por inoperancia del programa antenas

  • El legislador Carlos Fernández Tinoco señala que el protocolo de atención no cuenta con psicólogos especializados, ni con el pago de la licencia respectiva de funcionamiento, lo que pone en riesgo a niños, niñas, adolescentes y jóvenes

  • El instrumento tecnológico tiene una eficacia del 85 por ciento para la obtención de respuestas, confesiones y declaraciones de menores en distintos delitos

Ciudad de México.- Ante el apoyo que ofrecía el Programa Antenas en las investigaciones de delitos como extorsión, feminicidios, trata o lesiones con la comparecencia o testimonios de menores de edad , sin efectos psicológicos y cuidando su integridad emocional, y que dejó de operar adecuadamente en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, el legislador Carlos Joaquín Fernández Tinoco solicitó la reactivación del mismo con la contratación de 6 psicólogos especializados, así como el pago del adeudo por la operación del software de esta herramienta tecnológica.

En conferencia de prensa, el integrante de la Bancada Naranja recordó que este instrumento fue implementado por la psicóloga Julia Borbolla en 1994, pero que a partir de 2012 fue protocolizado para su apoyo en las indagatorias con menores de edad; sin embargo, está en riesgo de inoperancia por distintas causas.

“A partir de octubre está herramienta dejó de ser operada por el único psicólogo que quedaba para este fin, lo que deja en la indefensión en el seguimiento de delitos a los menores de edad, que son sometidos a interrogatorios que no son los adecuados y pueden causar un daño psicológico o emocional, pero además nos encontramos que su licencia de operación no ha sido renovada por falta de pago”, indicó.

El Programa Antenas es una herramienta terapéutica y proyectiva que funciona a través de personajes animados por computadora que, en tiempo real y monitoreado por un circuito cerrado de audio y video tiene el propósito fundamental de llevar atención psicológica novedosa y efectiva a lugares estratégicos aplicado en menores de edad.

El representante por la alcaldía Azcapotzalco comentó que este programa tiene un 85 por ciento de eficiencia y es urgente pueda funcionar con el personal especializado necesario, pues el último de ellos fue removido a otra área de adscripción.

“Se trata del interés superior de la niñez, pues de los delitos cometidos en contra de menores, uno de cada tres sucede en esta ciudad y por ello debe ser de relevancia para todas y todos”, sostuvo.

Este protocolo tiene grandes beneficios, pues facilita la intervención psicológica, de manera ágil, divertida y permite llevar a cabo intervenciones terapéuticas breves con resultados eficaces y en periodos de tiempo más cortos que las terapias convencionales., además de permitir salvaguardar los principios de no revictimización y de legalidad, propios de la atención a las víctimas y del procedimiento penal respectivamente al evitar que se interrogue reiteradamente a niñas, niños y adolescentes.

“En México se comenten más delitos contra personas de 0 a 17 años, la violencia contra las niñas, niños y adolescentes en 17.7%, en comparación con los cuatro años anteriores, de acuerdo con cifras de incidencia delictiva del fuero común del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, es decir que al día, 78 menores son víctimas de algún delito en nuestro país”, indicó.

Fernández Tinoco añadió que la CDMX es una de las tres entidades donde se presentan uno de cada tres delitos contra niñas, niños y adolescentes en el país, por lo que no se debe perder tiempo para reestablecer el programa, con seis psicólogos especializados y 3l pago del adeudo del software, que es de 1 millón de pesos anualmente.

“No podemos dejar a las niñas, niños y adolescentes de la capital en un estado de indefensión y acceso a la justicia y sin una herramienta que ha probado su efectividad”, finalizó el congresista, quién próximamente presentara un punto de acuerdo para tal fin.


Comments


bottom of page