• Jovany González

Exigen a Alejandro Encinas atender solicitudes de protección hechas por periodistas

Ciudad de México.- El presidente López Obrador se niega en aceptar que México vive una crisis de violencia en contra de periodistas y las ejecuciones no cesan ni cesarán de mantenerse la política de “abrazos y no balazos” contra los criminales.


Así lo manifestaron este lunes, los diputados Christian Von Roehrich, coordinador del GPPAN, Aníbal Cañez, Ana Villagrán, Gabriela Salido, América Rangel y Ricardo Rubio, quienes recordaron que del 2000 a la fecha, 149 personas dedicadas a la comunicación han sido asesinadas con motivo de su labor.


“Y en lo que va del año van 7 asesinados; exigimos al presidente de la República las garantías necesarias para que las y los comunicadores ejerzan su profesión de forma segura y respetuosa. Es inadmisible la situación de violencia contra el ejercicio pleno de la libertad de expresión porque en ello van valores irrenunciables de la sociedad mexicana; no podemos tolerar que México se convierta en un país de impunidad y miedo para el gremio periodístico”.


Los panistas acudieron a la oficina del subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, de SEGOB, para entregarle un escrito con diversas puntualizaciones en el marco de la violencia contra los periodistas, entre las peticiones destacó atender las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y suspender la sección presidencial: “Quién es quién en las mentiras”, al considerar denigra la labor de periodistas y medios de comunicación, sobre todo, predispone violentamente a la labor de este sector.

Finalmente, los legisladores indicaron que el Partido Acción Nacional, reitera su compromiso para proteger a las y los periodistas, así como a sus familias, con la finalidad de revertir la grave escalada de violencia que ha sufrido el gremio de la comunicación en nuestro país.