top of page
  • Verónica Delgado

Martí Batres anunció la construcción de un sitio para la memoria histórica en la sede de la republica española en México durante conmemoración del 85 aniversario del exilio español

Ciudad de México.- El Jefe de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, encabezó la conmemoración del 85 Aniversario de la Llegada del Exilio Español a México, en donde recordó la llegada del barco Sinaia, como el momento simbólico del inicio de este acontecimiento histórico que además de abonar a la diplomacia y cultura del país, personifica una lucha de transformación.


“El Exilio Español Republicano evoca un amplio abanico de temas y de enfoques; podemos ver el exilio como epopeya diplomática, como hazaña humanitaria, como herencia intelectual, y también como lucha transformadora. No solo fue un grupo de emigrados que buscó refugio y no solo representó la llegada de una parte de lo mejor de España a México, es también la personificación colectiva de la herencia de un proyecto, un proyecto con el que el México cardenista se identificó", expresó.


"Los Gobiernos de la Cuarta Transformación, del Gobierno de la República, que encabeza el licenciado Andrés Manuel López Obrador, el Gobierno de la Ciudad de México, buscamos basarnos en los principios del bienestar y la democracia. Nos identificamos profundamente con los programas del Cardenismo y de la República Española y advertimos al mundo también sobre los graves riesgos del autoritarismo, pérdida de derechos y libertades y de protección social que entrañan las derechas en el mundo”, comentó.


Desde el Salón de Cabildos, ubicado en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el mandatario capitalino anunció la adquisición o expropiación del inmueble que fue, anteriormente, sede de la República Española en México, con el fin de construir un sitio para la memoria histórica, ubicado en la Alcaldía Cuauhtémoc.


“Hemos iniciado un procedimiento para buscar la compra, adquisición o expropiación del inmueble que fue la sede de la República Española en México, ubicado en la Calle Londres, número siete, esquina con Roma, Colonia Juárez, para construir ahí un sitio de memoria histórica”, detalló.


Martí Batres recordó el gobierno humanista, social, democrático e igualitario del expresidente Lázaro Cárdenas del Río, quien abrió las puertas del país a las y los exiliados.


“En el México del presidente Lázaro Cárdenas, se repartía la tierra a los campesinos, se recuperaban los recursos naturales, como el petróleo para la nación, se fundaban instituciones educativas, como el Instituto Politécnico Nacional, normales rurales, escuelas primarias, secundarias, internados, se aumentaba el salario a los trabajadores y se alentaba la organización de obreros, campesinos y clases populares. Había libertades y democracia también", señaló.


"En un mundo de autoritarismo, racismo, xenofobia, colonialismos, como el que se vivía entonces. El México del general Lázaro Cárdenas brillaba por su naturaleza humanista, social, igualitaria, democrática. Y la España republicana entrañaba, por su parte, lo más avanzado de Europa, lo más progresista, lo más libertario, lo más avanzado”, mencionó.


Por su parte, el político mexicano e hijo del expresidente Lázaro Cárdenas del Río, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, destacó que el Gobierno de México no acogió a los exiliados por motivos humanistas, sino que también lo hizo para cumplir de forma estricta los compromisos internacionales que se habían suscrito y que cuando se incumplen, señaló, es en detrimento de los más débiles.


“Es importante señalar que en el exilio republicano llegó gente de toda condición y gente dedicada a muy distintas actividades; destacan, sin duda alguna, los científicos, los profesionales que enriquecieron, entre otras cosas, nuestra vida universitaria, pero llegó mucha gente a trabajar al campo, a los talleres.


No puedo dejar de mencionar a los impresores que llegaron con el exilio republicano y que uno de los efectos de ese exilio fue la creación de editoriales, de varias editoriales aquí en México, que han sido contribuciones muy importantes a los conocimientos, a la cultura, a la propia identidad nacional mexicana, y a la propia identidad del exilio que se integró, como digo cabalmente, a la sociedad y al país”, expresó.


En tanto, la secretaria de Relaciones Exteriores del Gobierno de México, Alicia Bárcena Ibarra, enfatizó que la llegada de los exiliados al territorio significó el aprendizaje de México como un país asilante y acogedor; además de traer conocimientos artísticos y culturales.


Por su parte, la directora general del Consejo Nacional de Humanidades, Ciencia y Tecnologías del Gobierno de México, María Elena Álvarez-Buylla Roces, mencionó que México vive un momento importante, encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y próximamente por la Doctora Claudia Sheinbaum Pardo, en el que los anhelos de libertad y justicia en contra de la opresión y avaricia se ven cumplidos.


Finalmente, la directora general de Atención a las Víctimas y Promoción de la Memoria Democrática, Ministerio de Política Territorial y Memoria Democrática del Gobierno de España, Zoraida Hijosa Valdizán, añadió que los exiliados encontraron en México un país de refugio, apoyo, solidaridad y la posibilidad de un progreso que les fue negado por un régimen fascista.


Comments


bottom of page