• Daniel R. Flores

PRI y sus diputados afirmaron que la Revocación de Mandato corresponde exclusivamente a ciudadanos

Ciudad de México.- El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), indicó que Revocación de Mandato debe ser un ejercicio que provenga del reclamo popular, porque de lo contrario pudiera propiciar un ambiente de polarización con daño permanente a la sociedad.


El partido político, presidido por Alejandro Moreno y Carolina Viggiano, reiteró que revocar el mandato presidencial es un recurso que debe ser promovido y utilizado por los ciudadanos, no por alguno de los tres Poderes de la Unión, organismos autónomos o entidades públicas.


“La Revocación no es obligatoria, es un recurso opcional que puede utilizarse o no, dependiendo de las condiciones políticas, económicas y sociales del país”, precisó la dirigencia del CEN del PRI, para luego señalar que el sentido del cuestionamiento que se plantee a los mexicanos para que emitan su voto deber ser claro y no con enfoque de ratificación.


Al reiterar que es un ejercicio que implica un alto costo a las finanzas públicas, la dirigencia priista advirtió que, en estos momentos de crisis es necesario que el gobierno federal se concentre en resolver los problemas urgentes y no distraiga a la opinión pública con consultas que no son prioridad para los mexicanos.


El PRI exaltó que la Revocación “es como miel envenenada, puede saber bien, pero en realidad podría hacer mucho daño y afectar la estabilidad política del país”, además de que, vislumbró, puede dar pie a que se busque extender el mandato presidencial.


En tanto que la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados, que lidera el legislador Rubén Moreira Valdez, resaltó que el modelo que discutiran sobre la Revocación de Mandato presenta límites para la democracia y posibles riesgos de ser inconstitucional. Además, señalaron que este mecanismo debe ser un instrumento de libre elección para las personas, no una herramienta para ratificar el poder desde el centro


La bancada del PRI sostuvo que no será un obstáculo para fortalecer la participación de la ciudadanía en el país, con la condicionante de que se atiendan las deficiencias de la minuta en materia legal y operativa y se realice un análisis exhaustivo. "Debemos garantizar que la libertad de expresión sea el derecho máximo de los ejercicios políticos, pero cuidando la intervención facciosa de los actores involucrados y sus fuerzas partidistas".



La bancada del PRI coincidió con la dirigencia priista en que la Revocación de Mandato constituye un ejercicio con un alto costo para las finanzas públicas, por lo que el quehacer público debe estar enfocado en dar resultados y no distraer a la opinión pública con acciones que no están en la agenda ciudadana y que no resuelven los problemas del país.


Los legisladores priistas expusieron que la consulta para que se revoque del cargo al presidente no es obligatoria. Destacaron que es importante ser analíticos y críticos con los resultados que han tenido procesos similares en otros países de América Latina.