top of page
  • Alejandro Carrillo

Realizan protesta en las instalaciones del INM en “Acción Global Contra la Xenofobia"

Ciudad de México. Los participantes exigen una investigación para que castigue a los culpables de todos los niveles, no solamente a los responsables directos; asimismo, señalaron que la política migratoria del Estado Mexicano necesita ajustes debido a que consideran que las normas no son adecuadas en estos tiempos, además de las violaciones a los Derechos Humanos.


La manifestación frente al Instituto Nacional de Migración en Homero colonia Polanco, alcaldía de Miguel Hidalgo, sirvió para denunciar que las muertes de migrantes en Chihuahua es Crimen de Estado.


Recalcaron, que los indocumentados corren peligro durante su trayecto por el país para llegar llegar a Norteamérica, como robos, extorsiones, maltratos, golpizas y encarcelamientos, sin suficiente agua y comida por parte de los agentes de migración mexicanos, Guardia Nacional y Policías Municipales y Estatales.


"Sr. Presidente de México

Andrés Manuel López Obrador.


La muerte de 39 trabajadores migrantes latinoamericanos a causa de un incendio en un centro de reclusión del Instituto Nacional de Migración de México en Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, que causó también varios heridos graves, es producto de la política de su gobierno al contener el flujo migratorio latinoamericano hacia Estados Unidos por exigencia del gobierno de ese país.

Para ello su gobierno, por medio de los agentes del Instituto Nacional de Migración y la Guardia Nacional, juega el papel de migra norteamericana al detener y recluir, en condiciones inhumanas a miles de migrantes latinoamericanos, evitando que pasen a territorio de Estados Unidos.


Hoy existen poco menos de 50 centros de reclusión en todo el país, especialmente en la frontera, donde viven hacinados miles de migrantes que padecen hambre, enfermedades, represión, humillaciones, insultos, desprecios, clasismo, racismo, violencia y, como hemos visto, finalmente la muerte.


Ante tal situación demandamos a su gobierno terminar con esa política –que es la que propició la tragedia de Ciudad Juárez–, cruel y violatoria de los más elementales derechos de trabajadores, quienes solamente buscan un empleo para poder sostener a sus familias.


Asimismo, demandamos que sea anulada la exigencia de visado para entrar a territorio mexicano, en favor de todos los

ciudadanos latinoamericanos, y que sean atendidas todas las necesidades de las víctimas y de sus familias, y que se les ofrezca la residencia permanente en territorio mexicano y estadounidense".



Comments


bottom of page