top of page
  • Verónica Delgado

Recorren Martí Batres, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; y Alejandra Frausto, Secretaria de Cultura Federal, obras de restauración de templos afectados tras los sismos del 2017

Ciudad de México.- El Jefe de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, y la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, visitaron las obras realizadas en dos templos de la Ciudad de México, dañados tras el sismo de 2017, ejecutadas en coordinación con el Gobierno Federal y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para rescatar, restaurar y preservar el patrimonio histórico, cultural y religioso de México.


“En la parte de la reconstrucción hay algo muy importante para el Gobierno de la República, que encabeza el licenciado Andrés Manuel López Obrador, y para el Gobierno de la Ciudad de México que es la reconstrucción de los templos, las parroquias, las iglesias. Esto es muy importante para nosotros porque es el espacio del ejercicio de la fe del pueblo de México, (...) pero además tienen un muy elevado valor cultural también para la nación mexicana. Aquí están cientos de años de acumulación artística y cultural y son un gran patrimonio para México; por eso, el Gobierno de la República asumió, no solo la responsabilidad de restaurar viviendas, sino también de reconstruir los templos, las iglesias, las parroquias”, expresó.


El recorrido inició en el Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles, ubicado en la colonia Guerrero, Alcaldía Cuauhtémoc, construida a finales del siglo XVIII, en donde se realizaron trabajos de apuntalamiento del inmueble, colocación de protección en la cúpula que se desplomó en un 70 por ciento a consecuencia del sismo, así como obras de restitución y recuperación de la misma; intervención del camarín en la sacristía, cimentación de la parte baja del inmueble; y restauración de vitrales.


La visita finalizó en el Templo de la Santa Veracruz, ubicada en la misma colonia, atendida por las afectaciones que sufrió, además del sismo de 2017, por un incendio ocurrido en agosto de 2020. Se trata de un inmueble del siglo XVI catalogado como Patrimonio y protegido por la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, en donde especialistas del INAH recuperaron la torre del campanario sur, consolidaron los muros de las cuatro fachadas y trabajan en la restauración de yeserías, pinturas, vitrales y la escalera que conduce al área del coro de la iglesia.


Martí Batres informó que el Gobierno de México reconstruye alrededor de 3 mil templos en el país, de los cuales 300 se encuentran en distintas alcaldías de la Ciudad de México.


“El Gobierno de la República, que encabeza el licenciado Andrés Manuel López Obrador, ha realizado o está realizando la reconstrucción y restauración de más o menos 3 mil templos, iglesias y parroquias en el país, fundamentalmente asentados en Oaxaca y también en Chiapas, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Ciudad de México, Estado de México y Guerrero. Aquí en la Ciudad de México, se han venido restaurando o reconstruyendo, más o menos, casi 300. (...) Se han estado restaurando templos y parroquias en Álvaro Obregón, Azcapotzalco Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco, que es la alcaldía donde más restauraciones y reconstrucciones se han venido realizando”, señaló.


Por su parte, la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, recordó que 3 mil 269 templos, parroquias e iglesias resultaron afectadas en México tras los sismos de septiembre de 2017, de las cuales 2 mil 958 ya fueron restauradas y 235 se encuentran en proceso. Además, dijo, estas acciones generaron 60 mil empleos a nivel nacional.


Destacó que en Tlaxcala, Guerrero y Chiapas ya fueron entregados el 100 por ciento de los templos reconstruidos, mientras que en la Ciudad de México restan solo 146 inmuebles por intervenir.


“Reconstruir nuestro patrimonio es reconstruir nuestra identidad; es, siempre decimos, el corazón de las comunidades. Los templos representaron en otra época previa al catolicismo, sitios sagrados de veneración de nuestras culturas previas. (...) El sismo pasó justamente por donde más patrimonio cultural había. ¿Y qué significa ese patrimonio? Significa los lugares de reunión de la comunidad. (...) Y durante todos estos años, estos espacios comunitarios de las comunidades, que nosotros llamamos el corazón de la comunidad, digamos que se detuvo y está volviendo a latir, volviendo a sentir este trabajo. (...) Gracias por esta ayuda, querido Jefe de Gobierno, y nuestra emergencia no termina hasta que terminemos de entregar el último de los inmuebles y que estos espacios vuelvan a tener la vida que merecen”, apuntó.


Alejandra Frausto extendió un reconocimiento a las y los trabajadores de la construcción, así como a las y los especialistas encargados de la restauración, mediante el uso de técnicas que permiten la preservación de las construcciones y materiales originales.


Además, resaltó que fueron entregadas a las comunidades religiosas, guías de preservación para el mantenimiento preventivo de cada inmueble.


“Tiene que ver con las mejores decisiones técnicas, de las personas especializadas, de las personas que ven que no se trata de parchar una grieta, se trata de coserla, de volver a estudiar las técnicas originales, ustedes lo hacen con sus manos como sus ancestros lo hicieron, con las mismas manos que se construyó este patrimonio se está reconstruyendo en las regiones. (...) Hay que cuidar las técnicas constructivas originales; no hay que sumarles peso a los inmuebles, por el contrario; y hay que cuidarlos, el mantenimiento preventivo es como la medicina, es el mejor”, añadió.


En tanto, el director general de Obras Públicas de la Secretaría de Obras y Servicios, Juan Carlos Fuentes Orrala, comentó que el Gobierno de la Ciudad de México participó en la intervención de 45 templos y capillas en 12 alcaldías de la Ciudad de México.


"Se retiró flora parásita, se hicieron liberaciones de recubrimiento, liberación de grietas, consolidación, cocido e inyecciones de grietas, en muros, cubiertas, reintegración de aplanados, aplicación de pintura a la cal y aplicación de impermeabilizante. Todo ello de la mano, como siempre, del Instituto Nacional de Antropología e Historia”, detalló.


Finalmente, el sacerdote del Templo de la Santa Veracruz, Juan Carlos Guerrero, destacó que la intervención en los templos del Centro Histórico de la Ciudad de México contribuye a la recuperación del patrimonio histórico y permite reconstruir el tejido social.


"No solamente hace falta recuperar el monumento en cuanto a su estructura, en cuanto a sus detalles y bienes inmuebles, sino también hay que recuperar e integrar a la comunidad, porque es ahí donde se genera la sinergia que permite que estos bienes se conserven, cuando la comunidad los siente suyos", concluyó.


Comments


bottom of page