top of page
  • Jovany González

Trabaja Frida Guillén en acciones para revertir la crisis de vivienda.

Ciudad de México.- La diputada del PAN y presidenta de la Comisión de Turismo, Frida Guillén Ortíz, impulsa acciones para enfrentar los problemas que derivan de la gentrificación, la crisis de vivienda y la llegada de nómadas digitales a la Cuidad de México.


Para ello, la legisladora trabaja en una iniciativa para crear el impuesto nómada digital para el saneamiento urbano y la atención de los problemas derivados de la gentrificación.


“El cual tenga como objetivo, moderar y regular la estancia de los nómadas digitales sin prohibir su estancia en la capital, así como distribuir la concentración de los beneficios que esta nueva modalidad de trabajo a distancia y el turismo de larga estancia dejan en la ciudad”.


De tal forma, explicó, que las ganancias que actualmente se encapsulan entre los propietarios y administradores de los inmuebles, lleguen a las demás personas que habitan en la capital.


“Quienes son los que verdaderamente padecen los efectos de la gentrificación agudizados por la llegada de extranjeros con un alto poder adquisitivo. Existen antecedentes en otras partes del país, donde se han implementados contribuciones espaciales para el saneamiento y resolver problemas como el sargazo, aquí buscaremos hacer lo mismo para enfrentar las consecuencias de la gentrificación”.


Con el presente impuesto, dijo Guillén Ortíz, se pretende establecer en el Código Fiscal de la Ciudad de México que, aquellos extranjeros que contraten el servicio de alojamiento turístico a través de medios tradicionales o plataformas digitales por más de 20 días, deberán pagar por cada noche adicional una UMA al momento en el que se realice el pago del hospedaje respectivo.


Dicho monto deberá ser retenido por los prestadores de servicios de alojamiento, así como las personas físicas o morales titulares de los derechos de las plataformas tecnológica o digital que intervenga en la prestación de estos servicios, quedando como obligados solidarios las personas físicas y morales respecto a las unidades económicas donde se presenten estos servicios dentro del territorio de la ciudad de México.


Asimismo, se establece que los recursos públicos que se generen por concepto de este impuesto serán destinados a un fideicomiso, cuyo objeto sea la implementación de proyectos de desarrollo urbano, transporte y vivienda en la Ciudad de México, a fin de contrarrestar los efectos provocados por la gentrificación.


La diputada precisó que en México se estima que puede haber más de 90 mil extranjeros radicando bajo el concepto de nómadas digitales, cuyo gasto podría superar los mil millones de dólares, convirtiendo a México en el país de Latinoamérica más importante para esta nueva modalidad de teletrabajo y el segundo del continente tan solo por detrás de Estados Unidos.


En México los nómadas digitales pueden entrar y salir del país cuando quieran, así como permanecer en el país por un tiempo indefinido, propiciando que las plataformas de renta de espacios residenciales —como AirBnB, Booking, Expedia, Home Away— eleven los precios de renta por noche, e incluso por mes, lo cual, a su vez, produce un efecto poco deseado en los precios de las rentas y la vivienda alrededor de la zona.


Es de resaltar que el poder adquisitivo de los nómadas digitales está muy por encima del promedio nacional, es decir, mientras que un mexicano gana en promedio de 8 a 10 mil pesos, los nómadas tienen un salario promedio de más de 5 mil euros que se traducen en más de 100 mil pesos mexicanos.


Por tanto, los extranjeros que vienen a vivir a la capital pueden acceder a departamentos en las colonias más adineradas de la ciudad fácilmente, mientras que los locales no aguantan los precios cada vez más altos de sus propias colonias y se ven forzados a abandonar sus residencias y buscar sitios más baratos para poder vivir.



Comments


bottom of page