top of page
  • Arturo Mata

Transportistas exigen al Jefe de Gobierno cese a corrupción en la SEMOVI.

Ciudad de México. - Choferes de las rutas 1, 2, 12, 25, 31, 36, 81, 84, 86, 91 y 94 exigieron la renuncia del subsecretario de Transporte, Luis Ruiz Hernández y el director de Operación y Licencias de Transporte de Ruta en la Secretaría de Movilidad (Semovi), Carlos Gutiérrez Alcalde, toda vez que orquestaron un desvío de 34.4 millones de pesos, con el apoyo del empresario Jesús Padilla Zenteno. director general y propietario de Corredor Insurgentes SA de CV (CISA).


Cabe señalar que el pasado 6 de julio los inconformes que forman parte de las empresas Enlaces Suburbanos Aragón SA de CV (Esasa) y Barrios ABC Culhuacanes, acudieron a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) para presentar una denuncia penal en contra de Ruiz Hernández, Gutiérrez Alcalde y Padilla Zenteno por desvío de recursos, robo y amenazas.


Entrevistando durante una manifestación que hicieron en el zócalo de la capital del país, Sergio Alonso Balbuena, representante de la Ruta explicó que 78 choferes y concesionarlos resultaron afectados por la entrega irregular de los 480 mil pesos, por bono de chatarrización que le correspondían a cada integrante de dicha agrupación civil, de lo cual responsabilizó al empresario y dueño de la concesión de la Ruta 1 del Metrobús, Jesús Padilla Zenteno.


Señaló que dicha persona tiene participación en 20 empresas de transporte, como la línea 1 del Metrobús, que corre en avenida Insurgentes y “continúa apropiándose de más títulos de concesión, con apoyo de las autoridades.


Alonso Balbuena aclaró que, “nunca hemos rechazado participar en una empresa, que significaría cambiar nuestros viejos micros, por autobuses, pero esos funcionarios nos dejaron fuera, sin importar que cumpliéramos con todos los requisitos para sumarnos al nuevo corredor zonal de los Culhuacanes o bien a otros proyectos.


Los bonos de chatarrización que teníamos que haber recibido, se entregaron desde enero a Mercedes-Benz para la compra de 76 camiones, que sustituirá a una flota de 278 unidades viejas y que presentan “un sobreprecio respecto al mercado, que se cargará a los participantes en la nueva línea de transporte”, denunció.


Otros concesionarios que acudieron a la manifestación que inició desde las 09:30 horas de este miércoles en el cruce conformado por las avenidas José María Izazaga y 20 de noviembre, señalaron que el desvío de esos recursos, derivó en fraude y ha dejado en la incertidumbre de manera directa a 78 familias, por lo que interpusieron un amparo ante el Poder Judicial Federal.



Comments


bottom of page