top of page
  • Jovany González

Urge verificar que establecimientos de venta de bebidas embriagantes cuenten con alcoholímetros

• Conduce sin Alcohol” ha permitido incrementar acciones preventivas y reducir e inhibir los accidentes viales ocasionados por el consumo excesivo de alcohol.


Ciudad de México.- Burlar el alcoholímetro no nos hace más inteligentes, sino todo lo contrario, alentamos una práctica que conlleva la posibilidad de cometer un accidente fatal y afectar a terceros. México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial y, el tercero de Latinoamérica, en muertes por siniestros viales con 22 decesos al día de jóvenes de entre 15 y 29 años, expresó la legisladora local, Elizabeth Mateos Hernández.


Al respecto, la coordinadora de la asociación parlamentaria Mujeres Demócratas presentó ante el Congreso de la Ciudad de México un exhorto para que las 16 alcaldías y el Instituto de Verificación Administrativa de la CDMX, realicen visitas de verificación a los establecimientos mercantiles de impacto zonal con venta de bebidas alcohólicas y constaten que cuenten con los alcoholímetros o medidores para realizar pruebas de detección de intoxicación o nivel de alcohol en la sangre de los consumidores.


Lo anterior -dijo- se señala en la Ley de Establecimientos Mercantiles para la Ciudad de México y en caso de no contar con los mismos, debe imponerse las sanciones conforme a derecho correspondan.


Mateos Hernández explicó que el programa “Conduce sin Alcohol”, el cual celebra 20 años de servicio este año, ha permitido incrementar acciones preventivas y, con ello, reducir e inhibir los accidentes viales ocasionados por el consumo excesivo de alcohol.


Datos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, destacan que desde el inicio de operaciones del programa en el 2003 al 2020, el programa remitió cerca de 219 mil 752 infractores sancionados; llevaron a cabo 8 mil 100 jornadas de revisión, establecieron 29 mil 254 puntos itinerantes, realizaron 13 millones de entrevistas, aplicaron 2 millones 51 mil 105 pruebas y se remitieron 145 mil 613 vehículos.

La diputada por Iztacalco, subrayó que el reglamento de tránsito de la Ciudad de México, establece la prohibición de conducir vehículos motorizados cuando se tenga una cantidad de alcohol en la sangre superior a 0.8 gramos por litro, o de 0.4 miligramos por litro de alcohol en aire espirado.


Si bien estas pruebas, explicó, son realizadas en puntos de control operados por la Secretaría de Seguridad Ciudadana, no son los únicos lugares donde pueden hacerse y determinar la cantidad de alcohol ingerido.


Elizabeth Mateos recordó que, de acuerdo con las modificaciones realizadas a la Ley de Establecimientos Mercantiles de la Ciudad de México en 2015, todos los establecimientos mercantiles de impacto zonal deben contar con alcoholímetros para que los clientes se realicen pruebas y en caso de ser positivas, los titulares o empleados del negocio, empresa puedan disuadirlos a no conducir.


Datos del INEGI, 7 de cada 10 accidentes en las carreteras se relacionan con el consumo desmedido de alcohol, mientras, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) señala que México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial y, el tercero de Latinoamérica, en muertes por siniestros viales con 22 decesos al día de jóvenes de entre 15 y 29 años, de ahí la importancia de aplicar los programas y cerciorarse de que se cumplan, con el propósito de coadyuvar a una vida mejor, donde los automovilistas se concienticen y eviten beber cuando estén al volante.


Las acciones preventivas a través del operativo “Conduce sin Alcohol” han demostrado tener una importante reducción en el índice de siniestros viales en la Ciudad de México, es importante reforzar estas acciones y mantener un programa integral de prevención, finalizó.


Comments


bottom of page