top of page
  • Elena F.

Canaco CDMX exhortó a autoridades del Gobierno de la Ciudas, no tolerar actos vandalicos

Ciudad de México.- José de Jesús Rodríguez Cárdenas, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco) lamentó que el movimiento estudiantil de 1968 sirva para que grupos de provocadores agredan a los transeúntes, que causen graves daños a los establecimientos comerciales y al patrimonio cultural e histórico de todos los mexicanos y se deje átras los verdaderos motivos de la conmemoración.


Destacó que cada año los grupos radicales pintan y destruyen las fachadas de edificios públicos y privados, de sucursales bancarias, restaurantes y establecimientos comerciales y es por ello que el empresario hizo el llamado a los comerciantes para que tomen en cuenta el cierre de las diferentes vialidades y tomar las medidas precautorias para evitar ser objeto de actos vandálicos en sus negocios y no responder a actos de provocación. Recomendó cerrar sus establecimientos.

Para los manifestantes, el empresario los exhortó a conducirse en orden y con pleno respeto de las garantías de libre tránsito de los demás ciudadanos, no incitar a la violencia ni responder a eventuales actos de provocación. No pintar ni dañar los inmuebles dispuestos a lo largo del trayecto.

A la autoridad le exigió hacer respetar el Estado de Derecho y mantenerse alerta ante la posibilidad de que se repitan las agresiones como lo sucedió el martes 26 de septiembre en la marcha de los estudiantes de Ayotzinapa.


Pidió garantizar la seguridad e integridad de los ciudadanos y de los establecimientos comerciales, inmuebles y monumentos establecidos, a lo largo de los trayectos que recorrerán las manifestaciones.


En ese sentido, conmino a las autoridades a no tolerar actos vandálicos, aunque reconoció que no es fácil contener a los llamados grupos negros, pues la línea entre represión y contención es delgada.

Rodríguez Cárdenas concluyó al señalar que los comerciantes, no se oponen a la libre manifestación, ya que se trata de un derecho constitucional, pero rechazan las expresiones de violencia y vandalismo de algunos grupos radicales que aprovechan estas marchas, para generar daño al patrimonio urbano y a la propiedad privada.



Comentarios


bottom of page