• Elena F.

Denuncian a Claudia Sheinbaum y a Florencia Serranía por corrupción, víctimas de línea 12.

Ciudad de México. Acompañados por el Dr. Teófilo Benítez Granados, acudieron a las oficinas de la Fiscalía General de la República (FGR), la señora Marisol Tapia, madre del niño Brandon Giovanni Hernández, así como Enrique Bonilla y los padres Inmer del Águila, a presentar una denuncia penal por corrupción y delincuencia organizada, como parte del proceso que se sigue contra funcionarios y exfuncionarios de la administración del Gobierno de la Ciudad de México por la desgracia de la Línea 12 del Metro, ocurrida el pasado 3 de mayo.


Pese a que aún no se recupera plenamente de la operación de su pierna izquierda, Rigoberto Quiroz, también acudió para sumarse a la denuncia que va dirigida, principalmente, contra la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y la Directora del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Florencia Serranía, las figuras principales de la desgracia que cobró la vida de 26 personas y dejó más de 90 heridas.


Cabe resaltar que la denuncia incluye a los exjefes de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard Casaubón y Miguel Ángel Mancera; así mismo se solicita se cite a declarar a Mario Delgado, en su calidad de Secretario de Finanzas, durante la gestión del actual Secretario de Relaciones Exteriores, para que explique el contrato que aún está vigente sobre la renta de los trenes que dan servicio a la Línea 12 del Metro.


Al respecto, el abogado Benítez Granados, quien encabeza la estrategia legal, puntualizó que más allá de un asunto económico, lo que se busca es justicia para la gente inocente que perdió la vida, “hasta donde tope y caiga quien caiga”.


Destacó que en la denuncia que fue ingresada a través de la oficina de Oficialía de Partes, se anexaron varios datos de prueba que dan soporte a las denuncias de corrupción que cometieron varios funcionarios y exfuncionarios públicos y que a la fecha no han sido citados a declarar por las autoridades competentes.


Dijo que a casi un mes de que ocurrió el colapso en la llamada “Línea Dorada”, es lamentable que las autoridades capitales sigan ignorando a las víctimas y a sus familias, “saber gobernar es darle solución al problema que se está viviendo”.


Al mismo tiempo, las víctimas y sus familias reiteraron su exigencia para que se castigue a los principales responsables de los hechos, pues a punto de que se cumpla un mes, la directora del Metro, Florencia Serranía sigue firme e intocable en su puesto, bajo la complicidad de Claudia Sheinbaum.