top of page
  • Jovany González

Discriminatorio negar arrendamiento de vivienda a familias con menores de edad.

● El acceso a una vivienda adecuada es un derecho humano fundamental y hay que respetarlo


Ciudad de México.- La adquisición de una vivienda es un grave problema para miles de personas, el escaso poder adquisitivo para comprar un lugar donde vivir hace que acudan al arrendamiento, sin embargo, los altos costos por la renta aunado a los miles de requisitos, en muchas ocasiones discriminatorios, hacen imposible que un ciudadano común pueda tener acceso a un departamento, expresó Elizabeth Mateos Hernández, coordinadora de la asociación parlamentaria Mujeres Demócratas.


Ante esta situación la legisladora propuso, a través de una iniciativa, considerar como nueva forma o conducta discriminatoria a quien condicione, limite o niegue el arrendamiento a familias que tengan menores de edad y animales domésticos.


Para ello, es necesario realizar reformas y adiciones al Artículo 6 de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, así como del Artículo 2412 del Código Civil para el Distrito Federal, en materia de Discriminación en Arrendamiento de Bienes Inmuebles.


En sesión permanente del Congreso local, argumentó que “los altos costos para rentar un departamento o casa y la discriminación por parte de los arrendatarios al no querer admitir a niños y mascotas, hacen difícil el día a día de miles de personas que buscan una vivienda digna donde vivir”, de ahí la importancia de llenar los vacíos en la Ley.


El acceso a una vivienda adecuada es un derecho humano fundamental, no obstante, las personas se enfrentan al rechazo por tener hijos menores de edad, animales domésticos o de compañía. A pesar de no ser válidos los argumentos, los caseros rechazan rentar el espacio, explicó la diputada por Iztacalco.


Negar el arrendamiento a personas con hijos menores puede requerir una forma de discriminación familiar.


La negativa basada en el número o la edad de los hijos puede violar el derecho a la igualdad y al acceso equitativo a la vivienda, destacó.


Los animales domésticos o de compañía, subrayó Mateos Hernández, son parte importante de la vida de la familia y rechazar el arrendamiento por contar con alguna mascota puede llevar a la separación forzada entre los dueños y sus animales.


En algunos casos, la familia los abandona o tienen dificultad para encontrarles un nuevo hogar, lo que afecta su bienestar y seguridad.


La iniciativa pretende evitar la discriminación a las familias por tener hijos menores de edad o mascotas. “Los niños siempre serán activos con ganas de descubrir el mundo, si harán ruido, pero no por ello deben ser excluidos, tienen derecho a vivir bajo un techo digno”, expresó la legisladora.


Respecto a las mascotas, “es triste y lamentable ver cómo muchas personas deben separarse de sus amigos caninos cuando encuentran una vivienda donde vivir pero no les permiten tener animales aún cuando hay espacio para tenerlo”.


Los canes, algunos serán acomodados con otras personas, pero para muchos de ellos la calle será su destino, no seamos partícipes de ello, finalizó Elizabeth Hernández.



Kommentare


bottom of page