• Redacción

La activista Erika Flores decide coserse la boca para ser atendida por autoridades.

Ciudad de México.- Erika Flores, de la “Fundación Iris, defensora de los derechos humanos” solicita la destitución de la titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra por su inacción, omisión, estigmatización y represión hacia las víctimas.


Informa que junto con otras víctimas por violaciones a sus derechos humanos se han desangrado y cosido la boca ante la desesperación de ser atendidos por las autoridades de la Secretaría de Gobernación quienes han sido omisas para atender sus demandas después de permanecer un mes en plantón al exterior de esta dependencia.


La demanda de Erika Flores es que sea reconocida como víctima su hija Nicte, quien nació con hidrocefalia por golpes que recibió cuando tenía siete meses de embarazo durante una protesta en el Estado de México.