• Rodrigo D. Flores

Presidente del PRI denunciará internacionalmente persecución política.

Ciudad de México.- Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), durante conferencia de prensa acusó que él es víctima de persecución política de los gobiernos federal y de Campeche, por lo que exigió que sus demandas se resuelvan conforme a derecho y anunció que dará inicio su batalla legal.


En la sede nacional del PRI, Moreno Cárdenas estimó que las agresiones sobrepasan ya “todo límite legal y constitucional”, por lo que ha presentado diversas demandas legales ante las autoridades competentes, sin embargo, los jueces federales que las han recibido “han eludido admitirlas o pronunciarse sobre ellas”.


Consideró que el suyo es un caso “que debe ser ejemplar para impedir los ataques del poder y para que prevalezca la legalidad”, ya que ha quedado claro que la gobernadora Layda Sansores “se burla públicamente del Poder Judicial”.


En compañía del coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, el legislador Rubén Moreira Valdez, integrantes del CEN y del tricolor de la Ciudad de México, Alejandro Moreno encabezó una conferencia de prensa, en la que subrayó que hasta el momento las autoridades le han negado justicia.


Criticó que se pretende dañar al PRI, a su persona, honra, vida personal y familia, y subrayó que “la intención de Morena y del gobierno es silenciar cualquier voz que comulgue con la democracia y los derechos”.


El líder del tricolor anunció que en los próximos días realizará una gira internacional “y voy a denunciar a este gobierno corrupto, porque no podemos hacernos de lado”.


Vamos a denunciar, precisó, al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a Morena ante instancias como la Organización de las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea.


“Vamos a agotar todas las instancias a nivel nacional e internacional, para que este gobierno rinda cuentas”, destacó, al tiempo de calificar a la actual administración federal de “demencial”, toda vez que “se quieren quedar a como dé lugar en el poder, cometiendo todo tipo de irregularidades”, sentenció.


Finalmente, señaló que el gobierno de López Obrador es culpable de la tragedia nacional que hoy estamos viviendo en materia de seguridad, ya que prefirió cuidar a la delincuencia que proteger a la sociedad. “Tienen convertido a nuestro país en un cementerio. Por su incapacidad e indolencia, “vamos a superar los más de 200 mil homicidios y el gobierno ha demostrado que es enemigo de la democracia, de la libertad y de la prensa libre”.