• Rodrigo D. Flores

PRI celebro 93 aniversario de su fundación. Aseguro el presidente del CEN que ganaran las elecciones

El PRI celebró el 93 aniversario de su fundación, cuyos festejos fueron encabezados por Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del instituto político, mismos que tuvieron una amplia participación de militantes y simpatizantes partidistas, quienes asistieron de diversos estados del país a la sede nacional del partido para ser parte de este evento conmemorativo.


Durante su mensaje, Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente nacional del PRI, resaltó que el tricolor jamás doblará las manos ante un gobierno que divide, que sólo apoya a sus simpatizantes y condena a los adversarios. "Que les quede claro. No somos iguales ni queremos serlo, porque nos distingue, como a nadie, 93 años de vida y un lugar en la historia, y décadas demostrando que el PRI sí sabe gobernar, y gobierna al lado de la gente".


Agregó que si algo podemos aprender de estos momentos de incertidumbre es que no podemos cruzar los brazos ante visiones que no apoyan a nuestro país. Por ello, advirtió, “tenemos que estar más atentos y preparados que nunca, porque el México democrático por el que trabajamos no es una meta. Es camino que se construye todos los días”.


En el evento en el que estuvieron presentes los gobernadores de Hidalgo y Oaxaca, Omar Fayad y Alejandro Murat, respectivamente, como dirigentes de sectores y organizaciones que conforman el Consejo Político, el líder del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) aseguró que “nunca le hemos dado ni le daremos la espalda a nuestra nación”, y argumentó que “no vamos a decepcionar a millones de mexicanos que dieron todo por este gran país. Lo vamos a hacer por México, por nosotros y por nuestros hijos, pero también por la obligación histórica de heredar un país más justo”.


Moreno Cárdenas precisó que el Revolucionario Institucional está en favor de los programas sociales, pero señaló que se extraña, y mucho, el México que construyó el PRI, con edificación de escuelas, hospitales, carreteras, puertos y aeropuertos.


Los que vendieron esperanza, indicó, fueron un salto al precipicio, que se convirtió en una desgracia y una tragedia para el país. México necesita orden, paz y estabilidad, subrayó.


En el auditorio “Plutarco Elías Calles”, ante los coordinadores parlamentarios en el Senado y la Cámara de Diputados, Miguel Ángel Osorio Chong y Rubén Moreira Valdez, así como los ex dirigentes nacionales del tricolor: Claudia Ruiz Massieu, Beatriz Paredes, José Antonio González Fernández y Jorge de la Vega Domínguez, Alejandro Moreno afirmó que “hubo muchas presiones, y lo digo como es: hicieron lo posible para que Va por México no viera la luz, buscaron la manera de silenciarlo antes de que naciera, pero no nos pudieron doblar. Nacimos y resistimos, y en pocos meses no permitimos que tuvieran la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados”.


Mientras a través de plataformas digitales daban seguimiento los ex dirigentes nacionales César Camacho Quiroz, Cristina Díaz, Carolina Monroy y Manlio Fabio Beltrones, el dirigente nacional expresó a los ciudadanos, a los simpatizantes y militantes de los partidos coaligados de Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), que “el PRI no le va a fallar a México y vamos a cumplir el momento histórico que nos compromete a construir un mejor país. Jamás vamos a callar ante un gobierno que lucra con la bandera de los más desfavorecidos”.


Declaró que el PRI está en contra de la guerra en cualquier parte del mundo. “Nunca ningún Presidente priista agachó la cabeza” mientras niños y civiles eran bombardeados en algún lugar del mundo. Y agregó, “tenemos que ser como partido punta de lanza de la defensa de la paz no sólo en México, sino en el mundo”.


El líder priista manifestó su confianza en que el PRI y los partidos de la alianza “Va por México” lograrán las seis gubernaturas en disputa este año, y el auditorio aplaudió a Carolina Viggiano, abanderada por Hidalgo; a Leslie Hendricks, por Quintana Roo; Esteban Villegas por Durango, y Alejandro Avilés, por Oaxaca.