top of page
  • Jovany González

Ratifica Elizabeth Mateos compromiso por preservar tradiciones de pueblos originarios de Iztacalco

• Contar con carnavales y fiestas patronales es mantener vivas las tradiciones, se trabaja con niños y jóvenes a quienes se transmiten valores y manifestaciones culturales enseñándoles a apreciar nuestras raíces y ritmos.

Ciudad de México.- Comprometida con la protección y preservación de las tradiciones y costumbres de los pueblos originarios de Iztacalco, la legisladora Elizabeth Mateos propuso ante el Congreso de la Ciudad de México se considere una ampliación en el ejercicio presupuestal 2023, para apoyar las tradiciones, carnavales y festividades patronales en la Alcaldía Iztacalco.


Los recursos, explicó Mateos Hernández, se utilizarán en la promoción de las fiestas patronales de los 7 barrios de Iztacalco y el pueblo de Santa Anita Zacatlamanco, para la contratación de logística, grupos musicales, música de viento y de bandas, para defender y preservar la cultura de nuestros pueblos”, detalló.


La integrante de la asociación parlamentaria Mujeres Demócratas, expresó que nuestro país cuenta con una gran riqueza cultural y étnica, al tener varias decenas de etnias autóctonas, cuya existencia no había sido reconocida por el mundo del derecho sino hasta hace no mucho.


El Patronato de Carnavales, que es organizado cada año por el Pueblo de Santa Anita Zacatlamanco y los Barrios de la alcaldía de Iztacalco: San Sebastián, Zapotla, La Asunción Atenco, Los Reyes Izcuitlán, San Francisco Xicaltongo, San Miguel Amac, Santa Cruz Atencopac y Santiago Atoyac, dedican un fin de semana para realizar sus carnavales.

Para la diputada, en cada carnaval de barrio, la gente recorre las calles con bandas, mientras que un líder despeja el camino disparando pólvora desde un cañón manual para anunciar su paso. Los habitantes del barrio bailan y gente de otros barrios se unen a la celebración.


Con el paso del tiempo, agregó, “los carnavales han evolucionado. Ahora, hay carnavales para niños, los cuales son liderados por una carroza que lleva tanto a la reina actual como a la anterior reina del carnaval, quienes regalan dulces y juguetes a los asistentes entre puñados de confeti, el carnaval más representativo es el Carnaval del Barrio San Miguel”.


Nuestra Ciudad, dijo, cuna de la inclusión de un marco jurídico progresista impulsado a través de la constitución de la Ciudad de México, en 2016 reconoció derechos como la eutanasia, la reproducción asistida, los de la comunidad LGBTTTI y los derechos de los pueblos y barrios originarios.


Contar con carnavales y fiestas patronales es mantener vivas las tradiciones, se trabaja con niños y jóvenes a quienes se transmiten valores y manifestaciones culturales, enseñándoles a apreciar nuestras raíces y ritmos, finalizó Elizabeth Mateos.



Opmerkingen


bottom of page